Infórmate, Ayuda, Combate y Previene el Virus del SIDA Headline Animator

Musica

viernes, 1 de abril de 2011

VIH Multirresistente y el Dolutegravir


Dolutegravir se muestra eficaz en personas con VIH resistente a raltegravir
El fármaco en investigación presenta mayor actividad en dos tomas diarias de 50mg
Francesc Martínez - 23/03/2011

Un estudio presentado en la XVIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), celebrada en Boston (EEUU), ha demostrado que el antirretroviral en fase III de investigación dolutegravir (también conocido como S/GSK1349572 o GSK572) podría constituir una alternativa terapéutica eficaz y tolerable en personas con VIH multirresistente.

El fármaco ya había ofrecido resultados prometedores en anteriores estudios, lo que llevó al desarrollo de un ensayo en el que el antirretroviral en cuestión se halla coformulado en un único comprimido junto a abacavir/lamivudina [Kivexa®; también por separado como Ziagen® y Epivir®, respectivamente.

Aunque el medicamento se encuentra ya en fase III de investigación, los resultados presentados en la conferencia corresponden al análisis interino de una cohorte perteneciente al estudio de fase IIb VIKING -en concreto, la Cohorte II-, en la que se administraron 50mg de dolutegravir dos veces al día. El estudio VIKING incluye a personas con experiencia en tratamientos y VIH resistente a raltegravir (Isentress®) y a otras tres familias de antirretrovirales.

Sobre la base de conocimientos previos relativos a las pautas de desarrollo de mutaciones de resistencia a raltegravir, los participantes fueron clasificados en dos grupos: uno que incluye a personas con la mutación Q148 y, al menos, una mutación secundaria (Q148+), y otro con pacientes que presentan únicamente la mutación Q148, la N155 o la Y143. En el primero de los grupos cabría esperar una reducción de la susceptibilidad a dolutegravir, mientras que en el segundo dicha susceptibilidad no se vería afectada.

La Cohorte I del estudio contó con la participación de 27 voluntarios en los que se sustituyó raltegravir por dolutegravir (50mg una vez al día). Durante los primeros diez días, dolutegravir era el único fármaco funcional en el tratamiento de cada participante, tras los cuales se pasaba a optimizar la terapia de base administrada junto al fármaco hasta completar las 24 semanas de estudio. 

La pauta de tratamiento en la Cohorte I no funcionó bien en personas con mutaciones Q148+, lo que condujo al diseño de la Cohorte II, en que la dosis no podía incrementarse a 100mg una vez al día debido a condicionantes de tipo farmacocinético, por lo que se establecieron dos tomas diarias de 50mg.
El protocolo del estudio en la Cohorte II fue similar al de la primera, excepto que en los primeros 10 días, además de dolutegravir, se requería la presencia de otro fármaco frente al cual el VIH mostrara sensibilidad.

En dicha cohorte, el 75% de los participantes eran hombres, con una mediana de edad de 47 años y un recuento mediano de CD4 de unas 200 células/mm3. El 57% de los integrantes de la Cohorte II alcanzó una carga viral inferior a 400 copias/mL al día 11 de estudio, mientras que, durante el mismo período, el 96% logró una carga viral inferior a 400 copias/mL o, al menos, una reducción de 0,7log, un incremento notable respecto a la Cohorte I, en la que la tasa fue de un 78%. Todos los pacientes de la Cohorte II del grupo Q148+ presentaron respuesta virológica, mientras que en la Cohorte I dicha respuesta solo fue observada en el 33% de ellos.

En los participantes de la Cohorte II, la reducción media de la carga viral en el día 11 de estudio fue, en conjunto, de 1,76log y, en el grupo Q148+, de 1,57log. En la Cohorte I, dichas disminuciones habían sido de 1,45log y 0,72log, respectivamente.

En general, dolutegravir fue bien tolerado, con un perfil de efectos adversos similar entre las dos pautas de dosificación utilizadas en las dos cohortes. El efecto secundario más común en la Cohorte II fue la diarrea, de leve a moderada, presente en el 25% de los participantes. Un paciente experimentó dos efectos adversos graves que los investigadores consideraron no relacionados con el estudio. No se produjeron interrupciones del tratamiento a causa de efectos secundarios.

A partir de los resultados del estudio, la nueva dosificación de dolutegravir parece incrementar su eficacia en personas con elevada resistencia a raltegravir, manteniendo la buena tolerabilidad ya observada en la anterior pauta. Dado que el presente análisis ha sido realizado antes de concluir las 24 semanas del ensayo, los resultados obtenidos a su finalización establecerán si el perfil prometedor del fármaco es persistente o transitorio.
Fuente: Aidsmeds / HIVandHepatitis.



 Deja un comentario.

Páginas vistas en total