Infórmate, Ayuda, Combate y Previene el Virus del SIDA Headline Animator

Musica

lunes, 22 de noviembre de 2010

(VIH+) Estigma Social



Es lamentable como en América latina y en otras partes del mundo con el grado de civilización y tecnología, con suficiente madurez política de las naciones se sigue evidenciando la discriminación social ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual, religión, nivel de estudio, poder económico y lo más grave por padecer alguna enfermedad.

Cuando una persona está enferma, lo lógico es que se le brinde atención y ayuda suficiente para combatir la enfermedad, pues bien la realidad que gira en torno a una persona que es portadora del virus del sida es muy distinta; pareciera que desde el momento en el que la persona padece esta enfermedad es etiquetado y excluido por la sociedad, es visto ya no como persona, ahora es “VIH+”, “ fue una persona promiscua o descuidada, homosexual, libertino, seguro por ser un mal viviente”. Todos estos calificativos que degradan a la persona, escuchados de distintas personas a las cuales pregunté: ¿Qué opina usted de una persona que porta el virus del SIDA? 

No podemos juzgar a los demás, nadie es quién para hacerlo, una persona que porta el virus del SIDA para mí es un enfermo, alguien que amerita tratamiento médico; sin embargo, nadie respondió eso, sino que por el contrario vieron un estigma, nadie vió la persona que padece la enfermedad.  

Es lógico que exista temor al virus del SIDA, tratándose de una enfermedad que no tiene cura cierta; pero NO podemos dejar que el miedo nos impida ver al ser humano que padece la enfermedad, es tiempo de combatir esa discriminación, eliminemos los tabúes, nadie se contagia del SIDA por estar al lado de una persona que es portadora del virus o por darle la mano, un abrazo, inclusive un beso; para que exista riesgo de contagio recordemos que deben coexistir tres circunstancias o situaciones: 

1) Que el virus del VIH este presente.
2) Que exista suficiente VIH para que sea posible el contagio. 
3) Que el VIH entre en la corriente sanguínea entendiéndose como formas de entrar a las mismas: agujas compartidas o sexo (ya sea  anal,  vaginal, inclusive oral sin protección).
 
Podemos combatir el virus del SIDA. Éste virus no respeta edad, raza, credo ni estatus social, cualquiera puede padecerlo y cualquiera podría necesitar ayuda en algún momento dado.
Es muy triste observar cómo a las personas que padecen o son portadoras del VIH, en sus antiguos lugares de trabajo les rechazan o se les acosa de tal forma que deben renunciar a sus trabajos, aunque sean aptos para continuar realizándolos. Esto me recuerda a una película que me permitiré citar “Philadelphia” del año 1993, en dicha película se ve cómo la vida de un exitoso abogado  en ascenso, es frustrada por el virus del SIDA exponiéndole al escarnio público y siendo objeto de discriminación. Nada de lo visto en ese film concerniente a la discriminación escapa a la realidad actual de muchos portadores del VIH, es decir, muchas personas actualmente portadoras del VIH pueden verse reflejadas en ese film.

Buscando en las leyes Venezolanas,  logré encontrar un anteproyecto de ley que me permito decir que esta muy bien elaborado y que todos deberíamos conocer y apoyar, el cual cumplo con divulgar http://biosalud.saber.ula.ve/sida/documentos/leyestadalsida.pdf; ésto demuestra que existen personas organizadas que están dispuestas a combatir el SIDA. 

TODOS PODEMOS COLABORAR Y HACER LA DIFERENCIA.
  

Páginas vistas en total